La sonda estadounidense Pioneer 10 fue lanzada el 2 de marzo de 1972 y fue la primera sonda que atravesó el cinturón de asteroides y que llegó hasta el planeta Júpiter, el objetivo principal de su misión.

En Junio del año 1983 se convirtió en el primer objeto fabricado por el hombre que escapó del sistema solar al atravesar la órbita de Neptuno, en aquel momento el planeta más distante del Sol dada la excentricidad de la órbita de Plutón.

El paso por Júpiter en 1973 proporcionó las mejores imágenes hasta la fecha de la atmósfera del planeta permitiendo obtener información de la temperatura de la atmósfera y de la altura en la que se encuentran las nubes superiores de Júpiter.

También estudió los cinturones de radiación del planeta, y el fuerte campo magnético del planeta, de intensidad muy superior al que se esperaba.

La Pioneer 10 es también famosa por contener una placa inscrita con un mensaje simbólico informando a una posible civilización extraterrestre que pudiese interceptar la sonda, sobre el ser humano   y su lugar de procedencia, la Tierra, una especie de "mensaje en una botella" interestelar.

 

 

 

En dicha placa aparece:

A la derecha, la imagen de la sonda con el único fin de dar proporción a las dos figuras humanas dibujadas delante, una femenina y otra masculina.

A la izquierda, un haz de líneas que parten radialmente de un mismo punto. Ese punto es el planeta Tierra, las líneas indican la dirección de los púlsares más significativos cercanos a nuestro sistema solar y en cada uno, en sistema de numeración binario, su secuencia de pulsos. Este apartado constituye nuestra "dirección" en el universo. Una civilización técnicamente avanzada, con conocimiento de los púlsares, podría interpretar la placa.

En la parte inferior se representa un esquema del sistema solar, con los planetas ordenados según su distancia al Sol y con una indicación de la ruta inicial de la sonda.

Arriba del todo, a la izquierda, se muestra, también con indicaciones en sistema binario, la molécula de H2O (Agua), que sería reconocido dada su importancia para cualquier tipo de vida.

La placa en sí fue diseñada y popularizada por el astrónomo americano y divulgador científico Carl Sagan.

 

Tras explorar Júpiter, el Pioneer 10 continuó su exploración en las fronteras del sistema solar. Su misión terminó oficialmente el 31 de marzo de 1997. En la actualidad el Pioneer 10 se dirige hacia la estrella Aldebarán en la constelación de Tauro, donde llegará dentro de 1.690.000 años.

Fue el primer objeto humano en sobrepasar los confines del sistema solar. La Pioneer se resiste a ser olvidada y sigue mandando regularmente mensajes.

Una nave destinada a viajar hasta la eternidad por los confines del Universo hasta que la humanidad se olvide de ella ya que su próximo encuentro será dentro de 30.000 años con Ross 248 una estrella de Tauro.

Quizás si algún día establezca contacto con los extraterrestres y comunique a la Tierra tan ansiado encuentro y los extraterrestres vengan de visita a la tierra y los humanos y los seres intercambien conocimientos, o quizás la sonda nunca cumpla su definitiva misión y siga vagando por el espacio hasta que la humanidad desaparezca o hasta se desintegre contra un meteorito o cometa, o simplemente se pierda en la memoria colectiva y dentro de 1.000 años nadie se acuerde que el 2 de Marzo de 1972 se hizo el primer intento en comunicar con civilizaciones extraterrestres.

 

Nota final: Después de más de 30 años en marcha, se ha perdido definitivamente contacto con la nave Pioneer 10.

Según una nota de la NASA, después de más de 30 años, la venerable Pioneer 10 ha mandado su última señal a la Tierra. El pasado 23 de enero de 2003 se recibió una señal muy débil de la nave. Los ingenieros de la NASA informan que el generador de radoisótopos de la nave ha perdido potencia por agotamiento del combustible y no tiene ya capacidad para enviar nuevas transmisiones a la Tierra.

La red de espacio profundo de la NASA (DSN) ya no recibió ninguna señal en su último intento de conexión el 7 de febrero de 2003. Los últimos tres contactos con la nave, incluido el del 23 de enero, fueron muy débiles y ya sin telemetría. La última señal de telemetría del Pioneer 10 se recibió el 27 de abril de 2002.

La NASA no intentará nuevos contactos con la nave.

En 2006 se encuentra aproximadamente a 12.200 millones de kilómetros de la Tierra, lo que equivale a 81 veces    la distancia entre el Sol y la Tierra.  

 

 

 

 


         

Pioneer 11

Pioneer 10

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fue lanzada desde Cabo Cañaveral el 5 de abril de 1973.

Después de atravesar con éxito el cinturón de asteroides el 19 de abril de 1974, se ajustó su velocidad para situar su trayectoria cerca de Júpiter. Durante su sobrevuelo de Júpiter obtuvo imágenes de la Gran Mancha Roja, realizó las primeras observaciones de las regiones polares y determinó la masa de Calixto.

El 1 de septiembre de 1979 llegó a Saturno, tomando las primeras fotografías a corta distancia del planeta, donde pudo descubrir dos nuevas lunas y anillos adicionales. Después de su encuentro con Saturno, prosiguió su ruta hacia el exterior del Sistema Solar, estudiando las partículas energéticas del viento solar.

En el 2006 se encuentra a 12.300 millones de kilómetros, unas 82 unidades astronómicas.

Las sondas Pioneer obtenían su energía de una fuente de isótopos radiactivos (RTG). La pérdida de eficacia de estos generadores eléctricos determinó el final de su misión a finales de 1995.

Laa sondas Pioneer, junto con las sondas Voyager, son los objetos construidos por el hombre más lejos de la Tierra.

 La placa de las Pioneer

Esquema de las Pioneer

Pioneer 11 alejandose de la Tierra (video)

Pioneer 11 llegando a Júpiter (video)

Pioneer 11 se aleja de Júpiter (video)

Pioneer 11 llegando a Saturno (video)

Pioneer 11 alejandose de Saturno (video)